El peligro del trabajo eléctrico

Cientos de personas resultan heridas cada año al realizar trabajos eléctricos y muchos de ellos no están cualificados para ello. Aquí hay algunos casos en los que es necesario llamar a un electricista profesional.

Si las luces de la casa parpadean o el sistema se sobrecalienta constantemente, puede deberse a conexiones defectuosas en la caja eléctrica. Esta caja contiene las conexiones entre los circuitos eléctricos de la vivienda y la red eléctrica. La manipulación de los artículos de la caja pone a las personas en peligro de sufrir una descarga eléctrica fatal de alto voltaje. Este tipo de trabajo es muy peligroso y sólo debe ser realizado por un electricista cualificado.

Si los fusibles fallan continuamente, podría haber un problema con el circuito correspondiente dentro de la vivienda. En este caso, también es esencial traer a un electricista para que identifique y solucione el problema.

Si bien el bricolaje es una actividad gratificante, los propietarios de viviendas no deben arriesgar su vida. Los renovadores deben ser conscientes de sus límites y contratar a expertos para que se encarguen de los trabajos complejos o peligrosos.

Dejar un comentario