Cómo se produce la electricidad

No podrías estar leyendo esto si no fuera por la electricidad, haciendo que tu computadora y el Internet funcionen. La electricidad juega un papel importante en gran parte de nuestra vida cotidiana. Pero, ¿has pensado alguna vez en lo que es realmente la electricidad, de dónde proviene y cómo se produce?

¿Qué es la electricidad?

La electricidad, como flujo de carga eléctrica, es una forma de energía. La energía, como toda la materia entre nosotros (objetos, plantas e incluso nuestros propios cuerpos) está formada por partículas minúsculas llamadas átomos.

Cada átomo está formado por elementos aún más pequeños, llamados protones (llevan una carga positiva), neutrones (no llevan carga) y electrones (llevan una carga negativa). Los protones y los neutrones están densamente agrupados en el centro del átomo, mientras que los electrones orbitan alrededor del núcleo.

Cuando los electrones se mueven de átomo en átomo, crean fuerzas magnéticas y se forma una corriente eléctrica, creando energía.

¿Cómo se produce la electricidad?

La electricidad se puede hacer de varias maneras. Puede ser generada, o también puede ocurrir naturalmente (a través de rayos).

Lo principal a tener en cuenta es que la energía no puede ser creada o destruida; sólo puede ser cambiada de una forma a otra. Así que cuando hablamos de hacer electricidad, lo que realmente estamos haciendo es usar otra forma de energía previamente existente y transformarla en electricidad.

La electricidad que utilizamos para nuestra vida cotidiana se obtiene a través de generadores. Estos generadores trabajan con imanes para producir electricidad.

Centrales eléctricas y generadores

Un poco de historia…

Alrededor de 1800, Michael Faraday, un físico y químico británico, descubrió la inducción electromagnética cuando realizó un experimento que consistía en mover un imán a través de un alambre, creando electricidad.

Pocos años después, en 1882, el inventor y empresario estadounidense Thomas Edison inauguró la primera central eléctrica en la ciudad de Nueva York. El generador utilizado en la planta era básicamente el experimento de Faraday, pero en una versión más grande.

Proceso actual

Hoy en día, el proceso de obtención de electricidad es más o menos el mismo que en 1882: un gran imán que gira alrededor de un alambre de cobre, que produce el flujo de electrones a través de los átomos, creando una corriente eléctrica.

Para obtener esto, las centrales eléctricas necesitan una fuente de combustible . Las fuentes de combustible pueden ser carbón, gas, agua o viento.

Carbón y gas

Como fuentes de combustible, el carbón y el gas funcionan de manera muy similar. Se utilizan para calentar agua, y con el vapor que generan, la turbina comienza a girar, moviendo los imanes e iniciando el proceso.

Centrales nucleares

Las centrales nucleares obtienen energía mediante la división de los átomos de uranio, liberando calor, que luego se utiliza para hervir agua y obtener vapor.

La energía nuclear alimentada con uranio es una forma limpia y eficiente de obtener energía. Una vez que el vapor es generado, como en las plantas de carbón y gas, impulsa los generadores de turbina, permitiendo que los imanes se muevan para crear electricidad.

Agua y viento

Otras centrales eléctricas utilizan fuentes de energía renovable como fuente de combustible, como el agua o el viento.

Las centrales hidroeléctricas utilizan presas construidas a través de los ríos para retener el agua, la cual es dirigida a través de tuberías para que caiga contra las aspas de las turbinas masivas, haciendo que se muevan. Una vez que el agua ha golpeado la turbina, regresa al río y puede ser utilizada de nuevo.

Los aerogeneradores también funcionan según un principio similar. La energía cinética del viento hace girar las palas de los aerogeneradores alrededor de un rotor. Cuando ese rotor (conectado a un eje principal) se activa, el eje comienza a girar, activando el generador y creando electricidad.

En Australia, la mayor parte de nuestro suministro de electricidad proviene de centrales eléctricas de carbón y gas natural. Sólo el 14% de la electricidad de Australia proviene de fuentes de energía renovables.

¿Cómo llega a nuestras casas?

Una vez que el proceso de creación de la electricidad está hecho, su voltaje necesita ser cambiado. Para ello, la electricidad viaja a través de un transformador, y desde allí puede viajar desde la planta de energía hasta cualquier destino que se necesite.

La corriente eléctrica de alto voltaje transporta dentro de líneas de transmisión gruesas y aisladas, mantenidas a gran altura sobre el nivel del suelo.

Al igual que los coches necesitan combustible para seguir adelante, o los seres humanos necesitan alimentos para sobrevivir, la corriente eléctrica también necesita un impulso, especialmente si ha viajado largas distancias. Cuando la electricidad llega a una nueva ciudad o área, se envía a un transformador, lo que le da a la corriente la carga que necesita para seguir funcionando.

Cuando los cables llegan a su casa, otro transformador hace que la electricidad sea el voltaje correcto para que pueda ser usada con seguridad en su hogar.

Los cables están conectados a una caja de medidores, que registra cuánta electricidad se está usando, y también están conectados a las tomas de corriente de toda la casa, lo que le permite conectar su computadora, televisor, teléfono, juegos de consola, electrodomésticos de cocina, y muchas otras cosas que usted usa!

Dejar un comentario