¿Qué es la termografía?

La termografía es el proceso de detectar la radiación (principalmente calor) del espectro infrarrojo y convertirla en una imagen. Una vez que un electricista ha instalado sensores en su propiedad, la termografía infrarroja le permite ver su entorno y sus alrededores con o sin luz. Esto lo hace particularmente útil en la industria de la seguridad.

Cómo funciona.

La termografía se basa en el calor. Las cámaras de imágenes térmicas captan la radiación en el rango infrarrojo del espectro electromagnético. Esto se convierte en una imagen llamada termograma. Así, el objeto más caliente aparecerá más brillante, y los objetos que no emiten calor aparecerán negros.

Historia.

La termografía nació en la paranoia de la Guerra Fría. Fue desarrollado como un dispositivo de espionaje de alto secreto por los militares a principios de la década de 1950. A finales de la década de 1950 comenzó a ser utilizado como una herramienta médica cuando se descubrió que algunos cánceres emitían un calor más alto que el tejido que los rodeaba. La termografía nació en las industrias militar y médica, y a través de la investigación desarrollada por ambas partes, ha sido constantemente refinada desde entonces.

Aplicaciones.

La termografía sigue siendo muy utilizada por los militares. El ejemplo más obvio son las famosas gafas de visión nocturna. La termografía es capaz de distinguir claramente los objetos y las personas de su entorno, lo que la convierte en una herramienta particularmente útil en aplicaciones militares. Su utilidad en la noche es obvia, ya que permite la visión en la oscuridad, pero durante el día la termografía también tiene su lugar. La termografía se utiliza para detectar fallas eléctricas, mecánicas y estructurales en los edificios, ya que todas estas cosas emiten calor cuando hay un problema de montaje. La tecnología de imágenes térmicas se utilizó en los aeropuertos durante el reciente brote de H1N1 (gripe porcina), ya que es lo suficientemente sensible como para detectar incluso las temperaturas corporales ligeramente elevadas de los enfermos. Esta es un área importante en la que se aplica la imagen térmica: la industria de la seguridad.

Seguridad.

La industria de la seguridad está desarrollando constantemente tecnología de imágenes térmicas para proporcionar a los propietarios de hogares y empresas la mejor protección posible contra la delincuencia. Una cámara térmica instalada en un edificio no se verá diferente de una cámara de seguridad normal, pero la información recopilada será mucho mayor y en muchos sentidos más fácil de analizar. Las cámaras térmicas monitoreadas en vivo pueden ser entrenadas en personas que entran a un edificio para verificar si hay temperatura corporal elevada, un signo de estrés o enfermedad, y pueden incluso revelar objetos ocultos tales como pistolas y cuchillos, cuyo metal frío se mostrará contra el calor de sus cuerpos.

Las aplicaciones de la imagen térmica son vastas y la investigación continúa creando imágenes más claras y refinadas a partir del espectro infrarrojo. Su compañía de servicios eléctricos puede darle más información acerca de las imágenes térmicas.

Dejar un comentario