Seguridad eléctrica en el hogar

Las lesiones relacionadas con la electricidad ocurren a unos 100 niños cada año en Australia y alrededor del 80% de esas lesiones ocurren en el hogar.

Los niños pequeños entre las edades de 10 y 14 están en mayor riesgo, debido a su mayor uso de aparatos eléctricos.

Muchas lesiones ocurren en las áreas de la cocina y el baño, debido a su proximidad al agua y las lesiones más comunes son de aparatos eléctricos, cables eléctricos deshilachados y líneas eléctricas aéreas.

Esta página proporciona una lista de comprobación práctica de los conceptos básicos de seguridad eléctrica y ofrece información sobre cómo y qué enseñar a sus hijos para mantenerlos seguros alrededor de la electricidad.

Seguridad eléctrica básica en el hogar

La electricidad es una cosa maravillosa que nos proporciona todo lo que necesitamos en nuestros hogares, incluyendo iluminación, calefacción, refrigeración, cocina, lavado y entretenimiento. Pero puede ser peligroso si no se trata con respeto. Siga estas reglas básicas para ayudar a hacer de su hogar un ambiente seguro para los niños:

    • Inspeccione regularmente los electrodomésticos en busca de enchufes o interruptores defectuosos, o cables deshilachados y reemplácelos o haga que los reparen inmediatamente
    • Nunca intente reparar los electrodomésticos usted mismo, pero siempre llévelos a un electricista autorizado.
    • Evite sobrecargar los adaptadores dobles o las placas de alimentación con demasiados aparatos, ya que esto puede causar incendios.
    • Nunca meta nada en un aparato como una tostadora o una tetera.
    • Apague siempre los aparatos y desenchúfelos antes de limpiarlos.
  • Evite colocar cables de extensión debajo de alfombras o alfombras y sólo use cables de extensión para exteriores.
  • Nunca toque un interruptor o aparato eléctrico con las manos mojadas.
  • Use calzado con suela de goma cuando trabaje en áreas húmedas como la lavandería.
  • Siempre apague el interruptor de la luz antes de reemplazar un globo terráqueo.
  • Haga que un electricista instale interruptores de seguridad o dispositivos de corriente residual (RCD) para cortar la corriente en caso de electrocución.

Protección de bebés y niños pequeños

Cuando los niños son muy pequeños, no se les puede enseñar sobre los peligros de la electricidad, por lo que es muy importante asegurarse de que su hogar sea lo más seguro posible para ellos.

La mejor manera de hacer esto es ponerse de rodillas y gatear, viendo las cosas desde el punto de vista de un niño.

Una vez que lo haga, verá todas las cosas de las que necesita proteger a su bebé o niño pequeño, incluyendo:

Tomas de corriente – cada una de ellas debe tener tapones de plástico a prueba de niños para evitar que los niños se metan los dedos u otros objetos en ellas.

Tableros eléctricos – cuando estos no pueden ser movidos fuera del alcance de un niño, deben tener al menos interruptores de seguridad incorporados para prevenir la electrocución.

Cordones colgantes – estos pueden ser tirados hacia abajo, posiblemente hiriendo al niño, o dándole acceso a aparatos que aún pueden estar encendidos.

Cargadores móviles – dejados por ahí tirados, pueden ser recogidos y succionados por un bebé pequeño o un niño pequeño, lo que puede provocar electrocución.

Protección de niños mayores

A medida que los niños crecen, pueden empezar a aprender sobre los peligros de la electricidad, pero siempre es una buena idea reforzar esa educación con reglas que deben ser obedecidas en el hogar. Estos podrían incluir:

No beba cerca de aparatos eléctricos – los derrames pueden causar descargas eléctricas, así que no beba cuando use computadoras, consolas de videojuegos, televisores o reproductores de DVD.

No tocar electrodomésticos sin permiso – esto incluye electrodomésticos de cocina y herramientas eléctricas de papá, que deben guardarse bajo llave cuando no estén en uso.

No hay árboles trepadores sin supervisión – no sólo es peligroso desde una perspectiva de caída, sino que si las ramas están cerca de líneas eléctricas aéreas, las consecuencias podrían ser fatales.

Lo que todo niño necesita que se le enseñe sobre seguridad eléctrica

Una vez que su hijo tenga la edad suficiente para comprender, es hora de enseñarle sobre la seguridad eléctrica. Debido a que usted no puede supervisarlos a cada momento del día, ellos necesitan aprender acerca de las áreas particulares de la casa que representan el mayor riesgo. Estos pueden incluir

Zonas húmedas – el agua y la electricidad no se mezclan, por lo que la seguridad eléctrica en los baños y alrededor de las piscinas es primordial. Los niños deben aprender que los aparatos como los secadores de pelo y las afeitadoras eléctricas no son juguetes y que nunca se debe jugar con ellos en el baño. Del mismo modo, se debe enseñar a los niños a no colocar aparatos eléctricos como radios o reproductores de DVD demasiado cerca de las piscinas, en caso de que se salpiquen accidentalmente o caigan al agua.

Al aire libre – los niños necesitan saber que las líneas eléctricas aéreas son peligrosas y deben evitarse en todo momento. Deben saber que las cometas sólo deben volar en áreas despejadas lejos de las líneas eléctricas y que si ven una línea eléctrica caída, deben evitarla e informar a un adulto inmediatamente.

Aparatos eléctricos – los niños de hoy en día tienen numerosos aparatos eléctricos como reproductores de música, televisores portátiles y computadoras, por lo que necesitan saber cómo usarlos responsablemente, cómo apagarlos siempre en la pared cuando no están en uso, cómo desconectarlos por medio del enchufe en lugar del cable, cómo no sobrecargar los puntos de alimentación y cómo asegurarse siempre de que sus manos estén secas antes de tocar los aparatos o interruptores de luz.

Las maneras más efectivas de enseñar seguridad eléctrica a los niños

Los niños aprenden mejor con el ejemplo y la mejor manera de enseñarles sobre la electricidad es mostrar en lugar de contar cuando sea posible. No los hagas temerle a la electricidad. Más bien, demuéstreles mediante la demostración que es una fuerza poderosa que necesita ser tratada con respeto.

Una forma de hacerlo es llevarlos a un museo de ciencias y dejar que experimenten cosas como la electricidad estática por sí mismos. Los niños aprenden de manera práctica y absorberán el mensaje más fácilmente de esta manera que con una conferencia sobre los principios de la electricidad.

Muéstreles, en lugar de decirles cómo encender y apagar su reproductor de música, cómo quitar correctamente un enchufe o cómo leer un letrero que advierta de un peligro eléctrico. Lea libros ilustrados con ellos y busque sitios web con materiales de aprendizaje interactivos. Aprendan juntos sobre la electricidad como lo harían con cualquier otro tema importante que quieran enseñarles.

Tiempos para tener más cuidado

Las celebraciones como la Navidad o los cumpleaños pueden ser momentos particularmente peligrosos. Las luces defectuosas del árbol de Navidad o de fiestas al aire libre han sido responsables de muchos incendios y electrocuciones en las casas y se debe tener cuidado de que las luces decorativas sean mantenidas y operadas adecuadamente. Esto incluye

  • Inspeccione las luces y los cables antes de encordar y reemplácelos si hay signos evidentes de desgaste.
  • Sólo comprando luces que cumplan con las normas de seguridad australianas.
  • Nunca deje las luces encendidas durante la noche o cuando esté fuera de servicio.
  • Al decorar su casa, sólo utilice luces diseñadas para uso exterior.

Preguntas frecuentes para niños

Los siguientes son algunos datos divertidos que puede compartir con sus hijos sobre la electricidad. Las respuestas a algunas de estas preguntas pueden sorprender a ambos.

P: ¿Es una anguila eléctrica realmente eléctrica?

A: Sí. Puede producir descargas eléctricas de hasta 500 voltios.

P: ¿Se electrocutan los peces cuando un rayo cae sobre el agua?

A: No. La carga eléctrica se extiende por toda la superficie, por lo que los peces que se encuentran bajo el agua rara vez sufren daños.

P: ¿Cuán caliente es un rayo?

R: Puede estar tan caliente como 30.000 grados Celsius.

P: ¿Qué tan rápido es un rayo?

R: Puede viajar hasta 210.000 kilómetros por hora.

P: ¿Hay electricidad en nuestros cuerpos?

R: Sí. La electricidad es lo que hace latir nuestros corazones.

P: ¿La electricidad sólo proviene de la combustión de carbón?

R: No. ¡Puede estar hecho de sol, viento, agua e incluso caca de animal!

P: ¿A qué velocidad viaja la electricidad?

R: A la velocidad de la luz, que es superior a 300.000 kilómetros por segundo.

P: ¿Por qué las aves no se electrocutan cuando se sientan en los cables de alta tensión?

R: Porque sólo están tocando una línea. Si tocan dos líneas, se electrocutarán.

Dejar un comentario